• Bnews24, New York
  • November 29, 2020

¿Octavio Boccalandro y Venis Molina Ramírez en operaciones de blanqueo?

Loading… Un giro interesante de los acontecimientos con D.D. Los documentos compartidos con este sitio muestran que la acusación de Matthias Krull hizo que D.D. entrara en pánico y se mudara «al azar» a …

Octavio Boccalandro broker del narcochavismo vinculado al Real Valladolid

Loading… Octavio Boccalandro es brokers financieros de la corrupción asociada a los gobiernos del chavismo en Venezuela ¿Quién es Octavio Boccalandro? La inyección de varios millones de euros efectuada en España …

Se filtra conversación muy caliente de Ronald Borjas y una mujer ¡HAY VIDEO!

Loading… Desde hace días está rodando un vídeo Screenshots de una conversación muy caliente entre el cantante Zuliano Ronald Borjas y una mujer que hasta ahora no se sabe el nombre. …

Franco Di Gennaro Aristizábal peligroso traficante de armas

Loading… Franco Di Gennaro Aristizábal cabecilla de banda dedicada al  tráfico de armas enciende alarmas Franco Di Gennaro Aristizábal se ha convertido en un sospechoso de cuidado para agencias de seguridad …

Juan Felipe Lara Fernández y sus ilícitos negocios en Venezuela

Loading… Juan Felipe Lara Fernández está dedicado a negocios en Costa Rica Juan Felipe Lara Fernández es un banquero prófugo de la justicia venezolana. Lara Fernández está solicitado por INTERPOL; se …

Angelo Mazzarella el Banquero de Raúl Gorrín

Loading… Angelo Mazzarella recibió 3.500.000 de dólares de Raúl Gorrín El martes 1 de diciembre de 2009, Gorrin envió un correo electrónico con -entre otros- las siguientes instrucciones: Monto 3.850.000 HSBC …

Manuel Chinchilla y SPS Drilling E&P Ltd negocia crudo venezolano en Curazao pese a sanciones

Loading… Un buque de PDVSA con capacidad para transportar combustible se encuentra atracado en la terminal Bullenbay de la isla de Curazao, al norte de Venezuela. Como todos los últimos movimientos …

Javier Pérez-Santalla, el intermediario en una transacción controversial en 2017 con bonos de PVDSA

Loading… Javier Pérez-Santalla, director de Dinosaur Group, fue el intermediario en 2017 en la venta de $2800 millones en bonos de Pdvsa a Goldman Sachs a un precio de casi el …

Luís Salvador Velásquez Rosas cabecilla de «mafia de las cabillas»

Loading… El chavismo en favor y en contra de Luis Velásquez. Grupos sindicales y partidistas del PSUV lo apoyan, otros aplauden el desmantelamiento del grupo que dirigía. Le imputan: peculado doloso, …

Juan Carlos Chourio extorsionador narcochavista al descubierto

Loading… Juan Carlos Chourio es sobrino de Jesús Rafael Suárez Chourio ex comandante general del Chavismo período (2007-2019). El enorme volumen de casos de crímenes financieros (lavado de dinero, fraude, pago …

0 Comments
Loading...

Era la noche de un sábado de abril de 2017, cuando el Hotel Four Seasons de Miami se preparaba para una fiesta especialmente lujosa, una fiesta de 15 años tradicionalmente organizada por padres latinos.

Afuera, los visitantes veían llegar autos de lujo. En el interior, las chicas en ropa de noche se tambaleaban con tacones altos en el vestíbulo, mientras que sus parejas usaban corbata negra. Muchos charlaban entusiasmados en español con acento venezolano. Justin Quiles, una estrella de reggaeton, incluso se rumoreaba que estaba allí. Los invitados dijeron que los ánimos estaban altos cuando los adolescentes se dirigieron al Grand Ballroom en el sexto piso.

Sin embargo, la característica más notable de la fiesta fue el padre de las gemelas anfitrionas, el magnate venezolano Mauro Libi Crestani. Este autodescrito «visionario» ha construido un imperio comercial notable en las últimas dos décadas. Además de los negocios de alimentos en Venezuela, Libi es propietario, accionista, director o representante legal de unas 30 empresas en tres continentes, según registros públicos revisados por el Financial Times, incluidas empresas de servicios financieros en Panamá y España, un apartamento de $ 7 millones en Manhattan y docenas de compañías registradas en Miami.

Lo que hace que el éxito de Libi sea extraordinario, y proporciona el contexto para las múltiples acusaciones de corrupción en las que ha sido investigado, es que construyó su fortuna en un país mejor conocido por la escasez de bienes básicos, negocios oscuros y confrontación políticas en lugar de la creación de riqueza. . De hecho, mientras las hijas gemelas e invitados de Libi bailaban esa noche, Venezuela terminaba su 29º día de protestas. Los disturbios continuarían luego, dejando más de 90 muertos.

El perfil público de Libi, proyectado en sitios web y en Twitter, da poco sentido del drama de su país de origen.

En cambio, incluso cuando las tres cuartas partes de los venezolanos perdieron un promedio de 9 kg de peso corporal en 2010, según estudios, y el 10 % de los bebés sufrían de desnutrición según la organización benéfica católica Caritas, el negocio de avena venezolana de Libia, Avelina, hizo este comentario en 19 de abril: «Ser vegetariano es una excelente manera de reducir la ingesta de calorías».

Libi, de 49 años, le dijo al diario británico Financial Times que las acusaciones de corrupción eran una campaña de desprestigio. Pero tal vez sean inevitables dada la ira pública por la corrupción desenfrenada sancionada por el estado que explica muchos de los problemas de Venezuela.

Los números son alucinantes, superando incluso el escándalo de corrupción de Lava Jato en Brasil . El gobierno de Caracas recibió una ganancia inesperada de $ 1 billón por el auge del precio del petróleo en la década anterior. De eso, dos tercios se gastaron en transferencias de efectivo y otros beneficios sociales. Pero más de $ 300 mil millones fueron robados o malversados, según las estimaciones de Jorge Giordani, un ex-ministro de planificación de Venezuela. El fraude alimentario solo ha alcanzado los $ 27 mil millones desde 2010, según la Asamblea Nacional.

«La desnutrición en Venezuela es un problema de corrupción, no una falta de dinero», dice Maritza Landaeta, directora de la Fundación Bengoa, una organización benéfica de salud y nutrición con sede en Caracas.

Para empeorar las cosas, dicen los críticos, es un gobierno plagado de estafas de corrupción operadas por funcionarios con intereses creados en la supervivencia del Gobierno.

Dadas las grandes cantidades que han sido robadas, han surgido preguntas sobre quién ha estado al frente de los funcionarios corruptos y cómo se lava el dinero.

Los esquemas generalmente involucran facturas falsas y fraudes monetarios, realizados a través de compañías fantasmas y bancos privados. Un esquema movió $ 4.2 mil millones al extranjero, encontró una investigación del Tesoro de los Estados Unidos en 2015.

Al igual que con muchas de las llamadas «burguesías bolivarianas», la pequeña clase de nuevos ricos creada durante los 18 años de la «Revolución Bolivariana» de Venezuela, poco se sabe públicamente sobre cómo Mauro Libi Crestani hizo su fortuna.

Nacido en Caracas en 1968, las fotografías públicas muestran a un hombre de aspecto apacible y cabello rizado. Cuando era adolescente, estudió negocios en Milán y regresó en la década de 1990 para trabajar en los negocios de alimentos de su padre. Pero fue a principios de la década de 2000, después de que Hugo Chávez estaba en el poder, que Libi dejó su huella como importador y empresario de alimentos.

El auge de los precios del petróleo ayudó a Chávez a financiar su revolución, pero también proporcionó amplias oportunidades para el fraude. En 2013, el contralor general descubrió que Bariven, una subsidiaria de la compañía petrolera estatal, gastó $ 2.3 mil millones en importaciones de alimentos, bienes que solo valen una cuarta parte de los que llegaron a Venezuela.

En este contexto, los negocios de alimentos de Libi, más su antigua vinculación con el banco local Banplus, lo han convertido en blanco de acusaciones de corrupción, especialmente de una campaña en línea llamada «Escrache» que tiene como objetivo nombrar y avergonzar a los sospechosos de fraude.

La Comisión de Contraolía de la Asamblea Nacional abrió una investigación, basándose en un dossier compilado por Marea Socialista, un grupo chavista fragmentado. La comisión alegó que Libi estafó el estado hasta $ 573 millones entre 2004 y 2012, utilizando seis empresas fantasmas para facturar divisas fuertes preferenciales para pagar las importaciones ficticias de alimentos ficticios. El supuesto esquema «tiene el modus operandi habitual de las estructuras criminales del país petrolero.

Sin embargo, Libi se defendió en la comisión el 5 de octubre de 2017. Refutó las acusaciones de que sus negocios venezolanos eran empresas fantasmas señalando a sus 1.400 empleados y continuando sus operaciones. Una presentación de 47 páginas mostró una lista de clientes: «Todos los dólares preferenciales adquiridos por [mis] negocios cumplieron completamente con las leyes estatales», dijo. Señaló que era accionista de solo cuatro de las seis supuestas compañías de fachada; los otros dos eran propiedad de su medio hermano y habían sido eliminados bajo una investigación separada. Tampoco, subrayó Libi, «hizo compañía social con ningún funcionario o ex funcionario».

El 7 de diciembre de 2017, la comisión decidió que «ningún hecho, acto u omisión perjudicó el patrimonio público» y cerró su investigación.

«No diría que estábamos satisfechos, aunque Libi respondió todas las preguntas», dijo Carlos Berrizbeitia, miembro de la comisión.

Todo es ambiguo en el juego de las finanzas venezolanas. Como Gen Torres, quien como jefe del Banco de Venezuela y en ese momento director del Banco Central también distribuía divisas, escribió en un tuit de octubre de 2014: “Reunión con Mauro Libi. . . ¡Eficiencia! ”Ese mismo mes, el Sr. Libi abrió un negocio de distribución de alimentos refrigerados, Frimaca, una empresa cofinanciada por el Banco de Venezuela.

«Es un gran problema», admitió Libi a los periodistas. “Si trabajas e inviertes, se te considera un enchufado [una fuente del gobierno]. Pero si cierras tu fábrica, eres alguien en contra del proceso [del gobierno]”.

La historia de Libi, como la cuenta, es la de un empresario ingenioso que trabaja contra viento y marea. «Cualquiera que carezca de coraje para correr riesgos no logrará nada», tuiteó el 9 de mayo de 2017.

De hecho, de las 18 compañías activas registradas en un almacén de Miami que nombran a Libi como su principal agente o director, siete poseen propiedades de Miami compradas entre 2008 y 2013 por un total de $ 9 millones, según muestran los registros públicos. Otra compañía de inversión, Orele Properties LLC, posee un apartamento de dos habitaciones en el centro de Manhattan de $ 7 millones, comprado en 2013.

Los venezolanos son constantemente los mayores compradores extranjeros de bienes raíces en el sur de la Florida, gastando $ 868 millones en 2016, según la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami.

Pero Libi también tiene intereses bancarios internacionales, lo cual es menos común. Además de ser director y accionista de Finanplus, un grupo financiero de Panamá constituido en 2014 que financia la compra de automóviles, es director de AFC Investment Solutions de España. En 2013, la compañía de inversión de Caracas del señor Libi, Inversiones Valentina 15402, suscribió un aumentos de capital de 5 millones de euros. Libi aseguró que desde entonces vendió su participación del 18%.

Loading...

Libi insistió en que su éxito surgió de los negocios iniciados por su padre y que algunas acusaciones de corrupción son simplemente chantaje, pero las considera como un «costo de ser un hombre de negocios trabajando en circunstancias difíciles».

En ese punto, todos están de acuerdo. En 2016, las importaciones de alimentos cayeron a $ 2.3 mil millones, un tercio de su pico de 2008. Incluso Libi admite que tiene que trabajar con «inventarios ajustados» en medio de la drástica escasez.

Las presiones legales internas están aumentando. El 15 de junio, la Asamblea Nacional abrió una investigación sobre un presunto fraude de 207 millones de dólares en un programa alimentario subsidiado, llamado CLAP. Dijo que continuaba otras investigaciones de fraude, incluso sobre Libi, y que «divulgaría más información pronto». (Libi dice que nunca participó en los CLAP y que la reapertura de la investigación de la asamblea «carece de sentido lógico y legal»).

El esfuerzo de relaciones públicas del señor Libi se ha acelerado. “Invito a cualquiera que tenga alguna evidencia de crímenes o irregularidades que se me atribuyan. . . presentarlos a las autoridades correspondientes «, dijo el 4 de junio de 2017. Sin embargo, qué autoridades pueden ser confiables, dado que Human Rights Watch dice que Venezuela es» un país donde la impunidad es la norma».

Libi sigue siendo optimista. Da fiestas en Miami. Su negocio de avena ha golpeado a la famosa marca de avena Quaker hecha localmente para ganar una cuota de mercado del 65%. Incluso afirma estar exportando avena a los Estados Unidos.

La corrupción en Venezuela es local, pero sus implicaciones son globales: afectan a bancos y empresas en todo el hemisferio occidental.

En diciembre de 2016, agentes estadounidenses arrestaron a los propietarios de una compañía de equipos con sede en Florida acusados de haber transferido más de $ 100 millones de empresas de construcción en gran parte a Venezuela a cuentas bancarias extranjeras pertenecientes a funcionarios venezolanos, a través de compañías fantasmas en Portugal y las Islas Vírgenes Británicas. Mientras tanto, los fiscales federales en Chile y la oficina de la fiscal general de Venezuela , Luisa Ortega , acusaron a los directores de dos exportadores locales de alimentos de defraudar al estado chileno y facilitar un esquema de sobrefacturación venezolana de $ 80 millones. «Las importaciones excesivamente caras de Chile permitieron a los perpetradores obtener más dólares [en Venezuela] y tasas de cambio de arbitraje», dijo Carlos Gajardo, fiscal de Chile. «Todos los precios eran ficticios».

Según el testimonio de la corte del contador de las compañías, citado en los argumentos de la fiscalía, las compañías chilenas fueron un frente para un esquema venezolano organizado y encabezado por Serafín García, un empresario de más de 70 años de edad, conocido como el «Rey de las Manazas” de Venezuela.

García, que vive en Miami, también es el suegro de Libi. Los abogados del Sr. García, que no ha sido acusado de ningún delito ni llamado como testigo, rechazaron las acusaciones judiciales. García ha dicho que nunca fue accionista de las empresas y fue víctima de una campaña de Caracas para presionarlo para que abandone un reclamo de arbitraje sobre la nacionalización de sus negocios de alimentos.

Visa recuperada

El empresario venezolano Mauro Libi Crestani logró recuperar la visa que el gobierno estadounidense le había cancelado. Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país petrolero por decenas de naciones, ha estado en el ojo de la tormenta, tras darse a conocer una carta con fecha 22 de agosto de 2017 en la que se notifica a los abogados Beatriz Di Totto Blanco y Domingo Salerno, representantes del empresario Mauro Libi, acerca del cierre de una investigación contra Libi, por instrucciones de Guaidó, actuando entonces como presidente de la Comisión Permanente de Contraloría del legislativo venezolano. El cierre del expediente permitió al magnate obtener nuevamente su visa.

La cancelación de la visa de Libi, formó parte de acciones que los Estados Unidos han tomado en contra de personas vinculadas al gobierno de Nicolás Maduro. Gracias al cierre del caso en el parlamento venezolano, por órdenes de Juan Guaidó, y se cree también que con el visto bueno de Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en Washington, Libi pudo tramitar y obtener nuevamente su visa estadounidense en Colombia.

El banco venezolano Banplus ha negado haber tenido vinculación de Libi, “ni antes ni ahora”, aun cuando publicaciones recientes lo vinculan a la directiva, por lo menos hasta el año 2013.

Actualmente Libi Crestani pertenece a la directiva de la empresa Avelina. Asimismo, El empresario venezolano con compañías en Panamá, Miami y Venezuela había estado envuelto en escándalos de “delitos de irregularidades” de las empresas del grupo Libi.

Según información difundida en Twitter, el magnate, “vivía entre Miami y Caracas. Libi viajaba el 7 de marzo en el avión N154FV (SCEL-MPTO-KOPF) destino Chile, Panamá, Miami. Por la cancelación de su visa se quedó en Panamá y regresó a Venezuela por la línea Copa”. Reza parte de un tuit el 9 de abril pasado.

Acusado por exiliados venezolanos

Llueve sobre mojado para Alejandro Betancourt. El empresario chavista, que está detrás de la marca de gafas Hawkers, «recibió millones de dólares del esquema de corrupción que pretendía extraer 1.200 millones de la estatal Petróleos de Venezuela«, según ha publicado el Miami Herald. En este sentido, podría terminar siendo acusado formalmente por este caso, pero arrastraría a otras personas consigo, entre los que se encuentran reconocidos políticos que tuvieran una vinculación económica con el ‘bolichico’ en Estados Unidos, España y Colombia, según confirman a la web Periodista Digital América (PD América).

José Antonio Colina, Presidente de la organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), adelantó en noviembre a Periodista Digital América (PD América) que «solicitaremos ante el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que investiguen a todos los políticos que han recibido dinero de Alejandro Betancourt López«. En este sentido, se abririán nuevas causas legales en Estados Unidos contra el empresario venezolano que saltó a la fama por ser el fundador de la controversial empresa de energía Derwick, firma que tuvo un éxito casi de inmediato durante la administración de Hugo Chávez mientras buscaban socios privados en las industrias del petróleo y de la energía.

No es la primera vez que Veppex llevará a la justicia el caso de Alejandro Betancourt. En abril de 2019, Colina solicitó al Gobierno de EEUU sancionar a más empresarios con conexiones con el chavismo, entre ellos al presidente de Hawkers. «En esa primera comunicación solicitaremos se incluya en la lista OFAC a Mauro Libi, empresario ligado al rubro de alimentación en Venezuela y a quien recientemente se le cancelo la visa norteamericana, y también a Alejandro Betancourt, ligado al caso Derwick, actualmente viviendo en España», anunciaron publicamente. No obstante, ahora la lista es mucho más larga «pero no será desvelada por motivos de seguridad».

Loading...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *