Luis Manuel Aguana: 2019, ¿un año perdido?

Flash
Loading...

Intervención en la Mesa de Análisis de la Cátedra Pío Tamayo del 2 de Diciembre de 2019.

Una vez más vaya primero el agradecimiento a la Cátedra Pío Tamayo y al incansable Prof. Agustín Blanco Muñoz, por esta nueva invitación para debatir a Venezuela. Nunca como ahora hace falta reflexión, discusión y debate acerca del rumbo que lleva el país. La labor que por décadas lleva esta Cátedra la hace de indiscutible referencia a la hora de tomar decisiones. Ojalá que el liderazgo político tomara en cuenta lo que en esta aula de aulas se discute en la Cátedra Pío Tamayo. Tal vez los resultados serían diferentes a los que ahora percibimos en el país.

En esta oportunidad la Cátedra Pio Tamayo nos trae a una Mesa de Análisis con un tema de especial relevancia: “Balance de 2019 ¿Un año perdido? ¿Qué nos espera en 2020?”. ¡Menuda discusión! Evaluar lo que se ha hecho, dando una calificación, y pronosticar lo que vendrá. Gracias a Dios que me encuentro aquí, acompañado de extraordinarios docentes en materia de política, comenzando por el Prof. Blanco Muñoz, que podrían evaluar, mucho mejor que yo ese examen. Debo por principio comenzar definiendo quien es el evaluado, para poder responder efectivamente si sus acciones condujeron a que se perdiera un año, si efectivamente ese fue el caso, de la vida del país, entendiendo que a lo que se refiere esa pregunta del año perdido que formula la Cátedra, es si todos los venezolanos perdimos un año en sacarnos de encima a este régimen, por lo que el objeto de la evaluación deberá referirse a quienes tenían la responsabilidad ante nosotros de hacerlo.

De esta manera, defino para los efectos de mi exposición, que los examinados de hoy en esta aula son aquellos que integran lo que he llamado consistentemente la oposición oficial, es decir, aquellos personajes que perteneciendo a los partidos políticos llamados de oposición, resultaron electos en responsabilidades de representación política de los venezolanos, y sus lideres son reconocidos fuera y dentro del país como los responsables de las decisiones que se toman en representación de la población venezolana que rechaza al régimen de Nicolás Maduro Moros.

Y querámoslo o no, la oposición oficial es la que decide por nosotros el curso que debe tomar la lucha opositora del país en contra de lo que hemos considerado un régimen responsable del desmantelamiento del sistema de libertades y la institucionalidad de la Republica. Podría decirse que la oposición oficial, la integran todos los miembros así llamados en la Asamblea Nacional, compuesta por los partidos que se dicen opositores y que hacen vida allí.

Establecido entonces el evaluado, paso igualmente a definir el objeto de la evaluación. Dado lo amplio del espectro de temas sobre los cuales evaluar la gestión de un año de la lucha opositora -que son múltiples- solamente evaluaré sobre aquellos temas a los que hice advertencia en mi última nota del año 2018, publicada el 31 de diciembre de ese año (ver Por un liderazgo efectivo en el 2019, en http://ticsddhh.blogspot.com/2018/12/por-un-liderazgo-efectivo-en-el-2019.html) y que se resume en cinco aspectos fundamentales sobre los cuales debería asentarse la credibilidad de cualquier liderazgo para poder tener la calificación moral para conducir esta lucha.

Estos aspectos no los inventé yo. Fueron sugeridos por Víctor Lipman, renombrado especialista mundial en liderazgo, colaborador de la Revista Forbes y Harvard Business Review, en un artículo publicado en Marzo de 2018, titulado “5 maneras probadas de construir credibilidad de liderazgo” (5 Time-Tested Ways To Build Leadership Credibility, https://www.forbes.com/sites/victorlipman/2018/03/24/5-time-tested-ways-to-build-leadership-credibility/#3ac678a73fa8) y que resumiré más abajo para la evaluación.

Sin embargo debo mencionar antes, para los efectos de este examen puesto el 31 de diciembre pasado, con la suficiente anticipación para que las respuestas fueran sobresalientes, que era necesario que el nuevo liderazgo que asumía las riendas de la oposición oficial en el nuevo año que comenzaba, representado por estos jóvenes, tomaran en cuenta estas consideraciones porque el año 2019 estaría fuertemente marcado por sus decisiones en la conducción opositora del país. Y no me equivoqué.

Me preocupaba en extremo el hecho de que muchos de esos jóvenes políticos no hubiesen tenido una experiencia de trabajo profesional real, sin un jefe del cual haber aprendido, antes de dedicarse a la política. Entraron de sopetón de las luchas universitarias de calle, a la Asamblea Nacional, Alcaldías y otros puestos de responsabilidad sin antes haber pasado por el forjamiento que solo da el roce de la formación profesional después de una universidad.

Dicho esto, destaque seguir los 5 aspectos para la construcción de la credibilidad del liderazgo de Lipman, que evaluaremos entonces a continuación:

1.- Entregar resultados. Decía el 31 de diciembre de 2018 que ninguno de estos muchachos se ganaría un puesto que tenga credibilidad ante la opinión pública si no presentaban resultados. Aun esperamos los resultados del Cese de la Usurpación después de 11 meses. Solamente por no haber entregado resultados a los venezolanos, el evaluado esta reprobado en este primer aspecto.

2.- Transparencia. Como indicaba Lipman “¿Quieres credibilidad? Tienes que ser sincero con la gente…”. ¿Fueron los jóvenes responsables de la oposición oficial sinceros con la gente? Definitivamente NO. Los hechos del 23 de Febrero y del 30 de Abril de 2019 lo demuestran abiertamente. En lugar de salir del régimen primero, intentaron negociar con él en una Mesa de Dialogo en Noruega y luego en Barbados, y ahora han decidido ir a unas elecciones con Maduro en el poder. En este segundo aspecto el evaluado esta reprobado.

Loading...

3.- No eludas las decisiones difíciles. Decía en esa nota que todo el 2019 sería extremadamente difícil pero que lo peor que podrían hacer era eludir las decisiones dificiles y no enfrentarlas, así les costara la libertad. Pues bien, hicieron todo lo contrario. Evitaron a toda costa, ni siquiera discutir en el Parlamento, decisiones trascendentales como la aprobación del Artículo 187, Numeral 11 que daba la autorización a los países que lo desearan, el acompañamiento militar de la ayuda humanitaria necesaria para los venezolanos. En este tercer aspecto el evaluado está reprobado.

4.- Demuestra consistencia en tu comportamiento. Pregúntense si el comportamiento de la oposición oficial ha sido consistente. Esto es, si ha mantenido la palabra empeñada. Respuesta: un no rotundo. Lo demuestran el Acuerdo del 1ro de Octubre de la Asamblea Nacional donde anunciaron una nueva ruta que desapareció la trilogía anunciada del 23 de Enero, “Cese de la Usurpación-Gobierno de transición-Elecciones Libres”. En este cuarto aspecto el evaluado está reprobado.

5.- Guía con el ejemplo. Decía en este punto el año pasado que la gente no creería en nadie que no diera el ejemplo. Sin embargo, se escondieron las denuncias de corrupción, conduciéndose exactamente de la misma manera como el régimen de Maduro y de Chávez. Al reventar la olla de corrupción del Cucutazo, las recientes denuncias del ex Embajador designado por el Gobierno Encargado en Colombia, Humberto Calderón Berti, acerca de los manejos irregulares de los partidos de la oposición oficial en la designación de los ejecutivos en Monómeros Colombo-Venezolanos, S.A., y ahora los escándalos de corrupción avanzada en la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, expuestas públicamente en el portal Armando.info (ver ¿Necesita lavar su reputación? Se alquilan diputados para tal fin, en https://armando.info/Reportajes/Details/2614), queda relevado de toda prueba que los venezolanos estamos con la oposición oficial ante exactamente el mismo “musiú con diferente cachimbo” como se estilaba decir en el pasado, esto es, el régimen y su oposición son lo mismo, con todo lo que eso implica. Ni decir que en este quinto y último aspecto, el evaluado está más que reprobado.

Habiendo reprobado el liderazgo de la oposición oficial en esta materia fundamental que es la credibilidad del liderazgo, ¿qué queda para el resto? Cualquier cosa que intenten hacer, así sea una obra de caridad al estilo de la Madre Teresa de Calcuta, estará destinada al fracaso porque no contará con el respaldo de los venezolanos.

A la pregunta, ¿fue el año 2019 un año perdido? Efectivamente después de la evaluación de cada uno de los 5 aspectos objetivos que fueran advertidos con bastante anticipación, los venezolanos perdimos el año 2019. Significa en contrario un avance efectivo para el régimen, al poder sostenerse un año más en el poder. Ahora bien, ¿que nos espera el año 2020?

Los venezolanos no la tenemos fácil en el 2020. Demostrado como está que estamos enfrentando un monstruo que no solo está afuera sino también dentro de nuestra casa, debemos entonces cerrar filas alrededor de lo que tenemos como seguro. No voy a mencionar aquí los nombres de valiosos venezolanos, no solo en el campo de la política sino especialmente en el de la sociedad civil –dentro y fuera del país- que han advertido la necesidad de agruparnos de urgencia alrededor de liderazgos que efectivamente representen a quienes deseamos salir urgentemente de este problema. Ustedes los conocen. El realineamiento del país alrededor de estos personajes, es una necesidad vital por la libertad, y cualquier cosa que deba hacerse para colocarlos en el futuro inmediato en la línea sucesoria y constitucional del poder como protagonistas de una nueva etapa de la lucha opositora para la recuperación de la libertad en el año 2020, es completamente mandatorio.

En este sentido, planteamientos como la Consulta Popular Plebiscitaria a  los venezolanos con la designación de un Consejo de Gobierno de Unidad Nacional, con la incorporación de sectores de la Sociedad Civil por la vía directa, o la consulta para la convocatoria al Constituyente Originario como se está planteando en Chile, son soluciones propuestas por la Alianza Nacional Constituyente Originaria, ANCO, y que deben ser urgentemente revisadas con la seriedad correspondiente por todos los venezolanos.

En la renovación del liderazgo opositor está la clave para que no se pierda también el próximo año y los que vengan después. No les pediré más reflexión a los partidos de una oposición oficial que desde una Comisión de Contraloría opositora, expidieron certificados de buena conducta a los delincuentes del régimen que comercian con el hambre de nuestro pueblo. Si los ciudadanos no emprendemos la lucha para cambiar inmediatamente la conducción política de la oposición venezolana, comenzando por Juan Guaidó, a través de los mecanismos que nos garantiza la Constitución, el año 2020 será definitivamente peor…

Muchas gracias…

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana

The post Luis Manuel Aguana: 2019, ¿un año perdido? appeared first on LaPatilla.com.

Loading...