Simón Pablo Fittipaldi, un abogado vinculado al «oro de sangre» en Venezuela

Nacionales
Loading...

A Simón Pablo Fittipaldi sus compatriotas venezolanos lo describen como un abogado “mata tigres” o de trabajos ocasionales, oriundo de la población El Callao, ex-alumno del Colegio Loyola Gumilla de la ciudad de Puerto Ordaz, chavista recalcitrante, pero también lo culpan de «sacar una buena tajada» de las operaciones de minería ilegal que se llevan a cabo en la provincia de Bolívar, región Guayana en Venezuela.

Personas con conocimiento de la situación aseguran que su esposa se fue de Venezuela, suponen que a Francia, con una de sus hijas. Según señalan, la mujer huyó de su país, después de pasar por la alcaldía del municipio Caroní, en dónde fue mano derecha del ex-alcalde José Ramón López y se vio envuelta junto a éste en varios escándalos de corrupción. Sobre el ex-alcalde mencionan que se encuentra en prisión y algunos lo conocían como «el drogo borracho».

El Callao vive una ola de asesinatos producto de los conflictos entre mafias que controlan la actividad minera.

Sobre Simón Fittipaldi dicen también que como abogado no ha tenido muchos logros. Como despacho tendría un café en el Centro Comercial Naraya en Alta Vista, Puerto Ordaz.

Loading...

Al llegar Alberto Hurtado, un alcalde chavista, a la Alcaldía de El Callao, a Fittipaldi le concedieron un cargo, en el que estuvo durante pocos meses, hasta que renunció.

El abogado es vinculado a la actividad minera ilegal en El Callao, donde funcionarios de inteligencia civil y militar le prestarían seguridad en el manejo de las minas.

En fecha reciente causó consternación en moradores, la aparición de la cabeza de un decapitado que fue dejada abandonada en la Plaza Bolívar de El Callao. En las redes fueron divulgadas imágenes del suceso. Fuentes familiarizadas presumen que el asesinado era uno de los funcionarios que le prestaban seguridad a Simón Pablo Fittipaldi.

Advertimos que las imagen puede herir su sensibilidad.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *