Cerca de ocho funcionarios de Evo Morales renunciaron ante nuevas elecciones y focos de protestas

Flash
Loading...

Luego de que el presidente Evo Morales anunciara la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales en Bolivia, cerca de ocho funcionarios de su administración presentaron sus renuncias este 10 de noviembre. El primero de ellos fue el ministro de Minería, César Navarro, luego de que un grupo de manifestantes incendiaran su domicilio en la ciudad de Potosí, capital del departamento con el mismo nombre.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, renunció a esta cartera mediante un comunicado, en el que explica las razones de esta decisión. “La situación actual que vive nuestro país no es el camino que nos conduzca a encontrar una salida pacífica a esta crisis que hoy nos atinge. Por consiguiente, he tomado la decisión de presentar mi renuncia irrevocable al cargo de ministro de Hidrocarburos”, reza parte de la carta publicada en su cuenta de Twitter.

El titular de la cartera de Deporte, Tito Montaño, puso este despacho a la orden debido a la presión sociopolítica que atraviesa la nación suramericana, según información de medios bolivianos.

Tras denunciar que su casa fue violentada por un grupo de manifestantes, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Boada, también presentó su renuncia a este cuerpo. Agregó que su hermano fue secuestrado durante este evento. “Renuncio a la Cámara de Diputados. ojalá que esta decisión sirva para preservar la integridad física de mi hermano que ha sido tomado como rehén”, dijo a medios locales.

Lea también: Mesa sobre Evo Morales: debería dar un paso al costado si le queda un ápice de patriotismo

Dos senadores del partido político Movimiento Al Socialismo (MAS), renunciaron a sus curules tras conocerse los resultados de la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos. El representante del departamento de Oruro, Rubén Medinalli, expresó su decepción mediante un comunicado dirigido a la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra.

“Personalmente confiaba muchísimo en los resultados de la OEA; lamentablemente, esto no ha ocurrido”, aseveró en la misiva. Su colega partidista por el departamento de Santa Cruz, María Reneé aseguró que su renuncia es irrevocable y reafirmó su respaldo a la ciudadanía.

El diputado por el MAS, Mario Guerrero, dijo que la auditoría de la OEA demostró que hubo fraude electoral, razón por la cual también renunció a su curul.

 

El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, es hasta ahora el último funcionario conocido en renunciar a la administración Morales. “Ante el latente y permanente peligro de que se vuelva a derramar sangre de inocentes, por enfrentamientos entre hermanos, se deben asumir decisiones dejando a un lado intereses personales y políticos”. “No vale la pena, desde ningún punto de vista que nuestros compatriotas se enfrenten cuando podemos racionalmente buscar soluciones democráticas a nuestras divergencias políticas”, expresó al diario local ‘Opinión’.

Lea también: EEUU solicitó a la OEA enviar una misión a Bolivia para garantizar transparencia en nuevas presidenciales

Según información de la agencia de noticias EFE, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque Quispe, también habría renunciado a su cargo.

Recientemente se conoció que el Alto Mando Militar de las Fuerzas Armadas pidió la renuncia de Morales y anunció operaciones contra grupos de campesinos que atacaron una caravana de autobuses con ciudadanos que se trasladaban de Potosí a la ciudad de La Paz, en Bolivia.

La convocatoria de nuevas elecciones en Bolivia ocurre tras conocerse los resultados de la auditoria de la OEA sobre el proceso comicial del pasado 20 de octubre.  Hasta ahora se desconoce la fecha de este nuevo proceso.

Loading...