Una transición en Venezuela tardaría años, afirma profesor Oliver Stuenkel #ConLaLuz

Flash
Loading...

Para el profesor y experto en relaciones internacionales de la Fundación Getulio Vargas de Brasil, Oliver Stuenkel, un proceso de transición en Venezuela no será rápido; por el contrario tardará tiempo y la comunidad internacional no se ha puesto a pensar en esta posibilidad.

Así lo dijo la noche de este jueves 15 de agosto durante la entrevista #ConLaLuz que condujo nuestra directora general, Luz Mely Reyes, con quien conversó sobre la crisis política y económica en el país.

“Un proceso de transición, de elecciones, es un proceso que puede tardar muchos años“, dijo Stuenkel al analizar los posibles escenarios de lo que pudiera ocurrir en los próximos meses en el país.

Para que haya elecciones libres es necesario que los observadores internacionales estén semana previa al proceso, pero también que se supervise el proceso previo. Aunque es el deseo de muchos, lograrlo no es una tarea fácil porque requiere “la presencia de observadores y supervisión durante varios meses para que lleve a un resultado legítimo”, pero el catedrático no ve la voluntad del chavismo gobernante de materializar esta propuesta.

Por ello dijo que otro escenario es que se “mantenga el status quo”, con un cambio cosmético en el que los militares negociarían sacar a Nicolás Maduro del poder pero mantener la actual estructura de gobierno.

Esto incluso, afirmó, beneficiaría a Donald Trump, quien por una solución rápida sino hay resultados o acuerdos de las negociaciones de Barbados, podría permitirle decir que sacó a Maduro y logró un cambio, lo cual sería positivo para su campaña electoral.

“Hay una posibilidad real de que Estados Unidos deje de imponer sanciones solo si los militares quitan a Maduro”, opinó Stuenkel durante la entrevista con Reyes.

Y en el peor de los casos es que se mantenga Maduro, como hasta ahora, como lo han hecho gobiernos totalitarios en África, entre los que están el de Robert Mugabe en Zimbabue, a pesar del rechazo de la población pero con el control de la Fuerza Armada.

El experto en relaciones internacionales analizó que esto viene dándose, porque aun cuando hay sanciones de Estados Unidos, el chavismo gobernante tiene el apoyo financiero de países aliados, especialmente de Rusia que le importa poco perder dinero pero sí mantener a Maduro porque desmonta la influencia que quisiera ganar Estados Unidos en Latinoamérica.

Loading...

Brasil con poca influencia

Sobre la influencia de Brasil en Venezuela, dijo que es muy poca. Aunque en el pasado con Lula y Dilma en el poder se mantuvieron las relaciones económicas, en lo político poco pudieron hacer para impedir el autoritarismo de Hugo Chávez primero y después de Maduro. Y lo mismo ocurre ahora con Jair Bolsonaro, quien a pesar de prometerle a Donald Trump que lo apoyaría con el caso venezolano, los militares brasileños le dijeron no a una posible intervención de fuerzas internacionales.

Esto por varias razones: una la tradición diplomática de Brasil de hace más de un siglo por demostrar que pese a su enorme territorio no es una amenaza para los países vecinos; otra que no tiene el apresto militar tan avanzado como el venezolano o colombiano y que en la misma línea de no intervención, si participa en una coalición militar multilateral, esto daría pie para que haya nuevas en la región, lo que no le conviene.

Stuenkel también mencionó que los aliados de Venezuela como China no cuestionan a Maduro porque la tradición del gigante asiático es apoyar al que está en el poder, aunque mantiene conversaciones con los adversarios encabezados por Juan Guaidó por si hay un cambio de escenario político, mientras que India y Turquía quieren comprar petróleo barato y acceder a recursos, pero como su interés es más económico empiezan a alejarse por las últimas sanciones de Trump.

“Venezuela es el primer país que nos muestra un poco como va a ser el futuro, una situación geopolitizada porque la influencia de EEUU va decayendo y China va mostrando su mayor influencia. Una nueva guerra fría está llegando a América Latina, para Brasil va a ser muy difícil manejar esta situación… entre Rusia, Turquía y China hay intereses diferentes. Turquía ve un interés económico y las sanciones les preocupan; pero Rusia no solo tiene incentivos económicos para mantener relaciones con Venezuela sino por mantener un gobierno que dificulta el proyecto de EEUU de aumentar su influencia en América Latina”, resaltó Stuenkel.

 

 

La entrada Una transición en Venezuela tardaría años, afirma profesor Oliver Stuenkel #ConLaLuz se publicó primero en Efecto Cocuyo.

Loading...