(Opinión) Para el TSJ es «tácito» la destrucción de la naturaleza con el Arco Minero, pero niega recurso. Por Mariano Crespo

Flash

Caracas, 10 de junio de 2019.

Por: Mariano Crespo Molina

@dialogoambiente

Un grupo de notables venezolanos introdujo un recurso contencioso-administrativo de nulidad en contra del “Proyecto de Desarrollo Estratégico  Nacional del Arco Minero  del Orinoco”,  decretado por el gobierno nacional  chavista-madurista,  por ser dicho proyecto ilegal e inconstitucional, la Sala Político-Administrativa del TSJ  tomó la sentencia  designada como   “Desestimiento Tácito”,  llama la atención lo del empleo del término  “tácito”, en dicha  sentencia,  palabra utilizada  para referirse  a una idea  que no se expresa, por cuanto se da  como sobreentendida,  es decir algo que se sabe, que no es necesario decirlo, obviando por “tácito” nada menos que  el fondo del recurso introducido,  que afecta una extensión de 111.843 Hectáreas (12,2% del territorio nacional),  y las contundentes razones expuestas por La Academia  Nacional  de Ciencias  físicas, matemáticas y naturales, también por la Sociedad Venezolana  de ecología la Asociación Venezolana  de arqueología y otras sociedades  de carácter académico y social, también por La Plataforma en contra del Arco Minero del Orinoco, Marea Socialista y numerosas personalidades del mundo político y de la academia, debido a los daños irreversibles que la ejecución de tal proyecto acarrea a la naturaleza, en los espacios de    Extensas zonas  geográficas ubicada en los Estados Bolívar y Amazonas, la cual es rica en oro, diamante, coltán y otros minerales, pero también en biodiversidad, en fuentes hídricas y en diversas poblaciones indígenas venezolanas que viven en su hábitat natural, la explotación de la naturaleza en dicha zonas está a cargo de diversas empresas transnacionales cuyas casas matrices están ubicadas en  EEUU, Rusia, China, Canadá, Reino Unido, Alemania y otros países. 

Este proyecto se inserta en el modelo extractivista  explotador, en las lógicas del neoliberalismo,  por lo que resulta contradictorio con el discurso retórico del gobierno chavista-madurista, el cual se proclama como anticapitalista, anti imperialista y defensor de la soberanía nacional, pero que transfiere  sin pudor alguno la soberanía en cuanto a la explotación  minera  a las transnacionales de los países mencionados con el apoyo cómplice de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ahora resulta que él TSJ de manera insensible ante los profundos daños a la naturaleza, dicta la sentencia de “Desestimiento Tácito”,  ante la solicitud de nulidad al Decreto  expoliador y etnocida del Arco Minero, acuñando la palabra “tácito”,  lo cual implica obviar el contenido del recurso introducido en cuanto a los graves consecuencias para la destrucción de la naturaleza y de la vida de nuestras etnias que desde tiempos remotos pueblan dichos espacios naturales. Cómo podremos entender esa sentencia? 

* Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista

Correo electrónico: mcrespo48@yahoo.es

Puede leer otras publicaciones de Mariano Crespo Molina haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

La entrada (Opinión) Para el TSJ es «tácito» la destrucción de la naturaleza con el Arco Minero, pero niega recurso. Por Mariano Crespo se publicó primero en Punto de Corte.