domingo, junio 16, 2019

¿Es la serie Chernobyl un acto de propaganda?

Flash

La serie -que no es un documental sino una película argumental- está muy lejos de ser un acto de propaganda. Su espíritu es fiel a los acontecimientos, aún cuando haga adaptaciones y ajustes en personajes y situaciones que no se correspondan exactamente con los hechos registrados.

(Junio 10, 2019 – Javier Brassesco). Chernobyl, una de las miniseries más impactantes y exitosas de los últimos tiempos estrenó el domingo su quinto y último episodio.

La serie no cayó nada bien en los medios prosoviéticos, que ahora anuncian que Rusia contará su propia versión de los hechos. Según estos medios, Chernobyl es más un esfuerzo propagandístico que un documental, y allí se tuercen los hechos para hacer quedar mal a la Unión Soviética.

Komsomolskaya Prava (KP), el diario ruso más popular en Ucrania, sugiere que enemigos del centro ruso Rosatom metieron la mano en esta serie para poner en entredicho la capacidad de Rusia como potencia nuclear, y el diario ucraniano Argumenty i Fakty, con sede en Moscú, la tildó de “caricatura”.

El presentador del canal Rossia 24, Stanislav Natanzon, también se burló de la misma mostrando cómo se podían ver modernas ventanas antitormenta en los edificios de Pripyat (algo que solo se nota solo si agrandamos la imagen y prestamos atención). “Solo faltaron algunos osos y acordeones”, dice Natanzon, quien además sugiere que la serie se equivoca al sugerir que el temor de las autoridades rusas porque el mundo conociera el accidente provocó daños que pudieron evitarse.

Y que una prueba de que las autoridades rusas sí dieron a conocer detalles del accidente fue la publicación en KP de un artículo de Valery Legasov, quien lideraba el comité de investigación del accidente, reconociendo varios errores cometidos.

El canal ruso NTV anunció que hará su propia serie, y allí Estados Unidos será el villano, rescatando una versión que afirma que el día que estalló el Reactor 4 un agente de la CIA estaba presente en la planta.

¿Es verdad que esta serie es más un acto de propaganda que un intento de contar lo que sucedió?

Hablan los rusos

Veamos lo que de todo esto opinan dos periodistas independientes rusos del Moscow Times como lo son Ilya Shepelin y Leonid Bershidsky, quienes escribieron notas por separado de su visión sobre la serie.

Sobre Legasov, Shepelin recuerda que el artículo en donde cuestionaba el mal manejo de la crisis por las autoridades soviéticas fue escrito en 1987 (al año siguiente del accidente), pero en eso momento a los editores del KP no les gustó y no fue publicado. Para entonces la Academia de Ciencias se había negado a darle el título de Héroe Socialista de los Trabajadores (que sí le otorgaron a varios de los que trabajaron con él). Legasov se ahorcó (con esta escena comienza la serie) y solo dos semanas después de su suicidio KP publicó su artículo.

Sobre la teoría de que había un agente de la CIA en el momento del accidente, y que la agencia tenía infiltrada la planta nuclear, Shepelin dice que se trata de un mito urbano recurrente que nunca ha podido ser probado.

No cree que Chernobyl sea una serie propagandística, y rescata que hasta el retrato que hacen de un hombre típico del aparato como Scherbina es benigno, ordenando la evacuación de Pripyat (como en efecto sucedió) a pesar de que muchos se oponían porque contravenía los intereses del partido.

En general, Shepelin cree que lo que le molesta a los rusos es que haya sido Estados Unidos y no ellos los que primero contaron la historia. Y esto también para él resulta inexplicable: “¿Por qué en 33 años nunca contamos nosotros nuestra versión de los hechos?”.

Inexactitudes

Por su parte Leonid Bershidsky cree que la serie hace un esfuerzo por recrear los hechos tal y como sucedieron, pero en su visión se queda corta, sobre todo cuando la ven personas que vivieron esos hechos y han visitado posteriormente la zona de exclusión.

Aquí algunas objeciones que plantea, aun cuando recuerda que se trata de una película y no de un documental:

-Kiev y Moscú están demasiado lejos como para viajar en helicóptero, como hacen en la serie. En realidad la comitiva presidencial rusa viajó desde Moscú a Kiev en avión y desde allí en automóvil hasta Chernobyl.

La gente no se estaba llamando “camarada” todo el tiempo (y ésta es una objeción que también hacen varios usuarios ucranianos en el sitio IMDB), era un término que solo era común en las reuniones del Partido Comunista.

-No es nada realista que Boris Scherbina, vicepresidente del Consejo de Ministros, haya amenazado con arrojar desde un helicóptero a Valery Legasov, quien era un destacado químico miembro de la Academia Soviética de Ciencias.

-Tampoco Legasov vivía en ese apartamento miserable descrito en la película, y su única compañía no era un gato. Legasov se ahorcó, sí, por las consecuencias de la radiación en su cuerpo, pero su esposa y su hija cuidaron de él hasta el final.

Sin embargo, afirma que el “espíritu” de la película es fiel a lo que sucedió. Recuerda que tuvieron que pasar 48 horas de la explosión para que la Unión Soviética admitiera al mundo del accidente, y eso porque en Suecia ya estaban notando niveles inusuales de radiación. Pero todavía peor: Gorbachov esperó 18 días para hablar a sus compatriotas sobre Chernobyl, e incluso se realizaron los desfiles del 1 de mayo en varias ciudades cercanas (la explosión ocurrió en la madrugada del 26 de abril), cuando era ya sabido lo peligroso que resultaba para la gente estar en espacios abiertos.

Preguntas en el aire

La serie deja algunas interrogantes en el aire:

¿Quién fue Valery Khodemchuk? En la serie se habla de Khodemchuk como un operador de turno del reactor número 4 que lleva a cabo una prueba de seguridad en las bombas del reactor para la cual no estaba preparado. Fue encargado para realizar esta prueba por su superior, Anatoly Dyatlov. Khodemchuk fue en efecto uno de los 31 muertos (según cifras oficiales) por el accidente nuclear, pero no está nada claro ni cómo murió (su cuerpo no fue encontrado) ni su verdadera responsabilidad en la tragedia.

El puente de la muerte. En la serie se afirma que todos los quienes vieron la explosión desde un puente cercano en la ciudad de Pripyat murieron. Esto no está documentado, aunque ciertamente el puente existe y la carretera que atraviesa es conocida como “la carretera de la muerte”.

Las cintas de Legasov. Con altos niveles de radiación en su cuerpo, Legasov se ahorcó el día del segundo aniversario del accidente de Chernobyl, no sin antes dejar unas cintas grabadas contando su versión de lo que sucedió. Estas cintas fueron hechas públicas, pero siempre se dijo que antes de hacerlo fueron editadas y que las originales no son todavía conocidas.

Nuestra validación

Chernobyl puede tener muchas inexactitudes históricas, sobre todo evidentes para quienes vivieron esos sucesos. Ya el hecho de poner a actores hablando un inglés con acento ruso es algo que ha molestado a muchos espectadores.

Aun cuando sabemos que como película (no es un documental, hay que tenerlo claro) se puede tomar muchas licencias, está claro que pudo ser mejorada en aras de la precisión histórica.

Pero luego de leer la opinión de periodistas rusos independientes y de revisar los archivos históricos, queda claro que está muy lejos de ser un acto de propaganda, y que el espíritu de la serie es fiel a los acontecimientos.


Imagen inicial: HBO.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?




14 + 8 =


(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →